Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Diputación y Salarte firman un convenio para el mantenimiento del ecosistema de El Trocadero

A la izquierda, miembros de Salarte explican cómo era este entorno; a la derecha, los medios recogen el momento con sus cámaras/ L.M.C.

18/10/16. Lorena Mejías Castaño. Sitúate. Acabas de cruzar el Puente Carranza camino de Puerto Real. Miras a la derecha. Hay unas barquitas y más allá, un perfil de tierra. Te preguntas ¿eso qué será? Pues es la Isla del Trocadero. Hace medio siglo, era un islote lleno de vida gracias a la actividad salinera. Antes aún, fue escenario del asedio de las tropas napoléonicas. En el siglo XVIII fue Real Consulado de Cargadores a Indias. El Trocadero hunde su historia documentada en la época romana. De toda esa historia, apenas quedan unos cuantos edificios y murallas derruidas. La antigua salina 'El Consulado' sucumbió a la crisis de la sal de mediados del siglo pasado. Igual que otras tantas de la Bahía, la actividad cayó en picado y sus habitantes fueron abandonando esta tierra. Poco a poco, la naturaleza fue apoderándose del lugar hasta conquistarlo por completo, gracias, en buena parte, a su inaccesibilidad. Aquí pueden verse chorlitejos patinegros, águilas pescadoras y otras aves protegidas.

 

La Isla de El Trocadero es hoy parte del Parque Natural Bahía de Cádiz. Lleno de vida, aunque no humana. Este martes, hemos podido comprobarlo en una expedición periodística capitaneada por la Diputación de Cádiz y Salarte (gestora de la salina). Ambas entidades acaban de firmar un convenio que, a medio plazo, servirá para mantener el ecosistema de la isla. Más a largo plazo, permitirá recuperar los esteros y obtener productos del mar tan apreciados en nuestro entorno como corvinas, doradas, ostiones, langostinos... Juan Martín Bermúdez, de la asociación Salarte, sueña con llegar a crear algún día “una marca de pescado de calidad”. Aunque reconoce que para eso, aún queda mucho.

Por el momento, lo primero que van a hacer es recuperar el sistema de compuertas para impedir que las mareas inunden el islote. De este modo, evitan la degradación del terreno y las construcciones que aún persisten. Luego llegará la restauración de los edificios que se mantienen en pie y las visitas guiadas como lugar de observación de aves. La recuperación de la salina está descartada, cuenta Martín, porque “sería incluso perjudicial” para la biodiversidad que se pretende proteger.

 

Todo eso lo harán, asegura Martín Bermúdez, con trabajadores vinculados a El Trocadero. Personas que se criaron aquí y que conocen mejor que nadie cómo era la vida en esta tierra hace treinta o cuarenta años. Es el caso de Ricardo Ariza Jurado. Se encargará, junto a su hijo, Daniel Ariza Álvarez, de reconstruir las compuertas.

La diputada de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado Pérez, ha destacado que el objetivo del convenio es que se mantenga el ecosistema, al tiempo que enfatizaba en el hecho de que sean personas de Puerto Real las que se encargarán de desarrollar las labores de restauración y mantenimiento.

El convenio está dotado este año con 14.000 euros. Durará cuatro años, según la información facilitada por la diputada. Incluye además la divulgación nacional e internacional del la riqueza natural del litoral gaditano y unas jornadas relacionadas con la gestión del litoral, que se desarrollarán en Sanlúcar y El Puerto.

 

Hay que mencionar que la visita ha sido posible gracias al Club Náutico El Trocadero, que ha facilitado las embarcaciones y la tripulación necesaria para poder llegar hasta el islote. Además de los mencionados, estuvo presente Fernando Boy Pecci, quien vivió en El Trocadero hasta los 27 años. Para Salarte, es una figura importante por su colaboración desinteresada con la entidad. Ha sido fácil hacerse una idea de cómo era la vida en la salina gracias a los recuerdos que con tanta pasión nos ha transmitido. 

La diputada (en el centro) junto a miembros del CN El Trocadero, Salarte y técnicos de la insitución provincial/ L.M.C.

Más fotos en el face de Fan Fauna.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Publicidad