El Ayuntamiento de Cádiz presenta un plan para garantizar un suministro mínimo vital de agua

José María González, alcalde de Cádiz, junto a Álvaro de la Fuente, concejal de Medio Ambiente y Jesús Oliden, gerente de Aguas de Cádiz en la presentación. Ayuntamiento de Cádiz

25/05/2017. Fan Fauna. El Ayuntamiento de Cádiz presentó ayer miércoles el Programa de Ayuda al Suministro de Agua a Personas en Riesgo de Exclusión Social, un proyecto con el cual el consistorio quiere garantizar un consumo mínimo vital de agua para los habitantes de la ciudad. El plan, que ha sido presentado por el alcalde de Cádiz, José María González, y el presidente de la empresa municipal Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente, estará dirigido a familias catalogadas en exclusión social o familias con problemas transitorios económico.

 

El alcalde José María González señaló en la presentación que “el hecho de que una familia se encuentre en situación de exclusión social no puede significar que se vea obligada a vivir sin tener sus necesidades vitales cubiertas”, a lo que añadió que “como institución pública y como empresa municipal, tenemos la obligación de poner los recursos al servicio de los ciudadanos y no servirnos de ellos”. Así, el principal objetivo de este plan será “acabar los cortes de suministro de agua” por impagos.

 

Por su parte, el presidente de Aguas de Cádiz y concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, remarcó que este programa “es posible gracias al trabajo realizado durante estos dos últimos años” y se materializó respondiendo a las demandas de “la necesidad de establecer un Suministro Mínimo Vital a personas en riesgo de exclusión social, de proveer un Fondo Social Solidario para estos casos y de declarar el Agua como un derecho humano”.

Cartel del Programa de Ayuda al Suministro de Agua a Personas en Riesgo de Exclusión Social. Ayuntamiento de Cádiz.

Gracias a este programa,el usuario estará exento de pagar la factura “mientras dure su situación precaria y cumpla con una serie de requisitos”, según informa el consistorio. Este proceso “será riguroso”, debido “a la dificultad que tienen las empresas suministradoras para saber cuándo una situación de impago es consecuencia de un problema económico del usuario y cuando dicha situación obedece a otras razones”.

 

Una vez determinado el motivo del impago, se tomarán diferentes medidas. Así, en caso de exclusión social, la concesión del suministro mínimo vital subvencionará el pago de los conceptos bonificables de la factura durante un periodo inicial de 12 meses revisable a los 6, a partir de la fecha de aprobación de la ayuda solicitada, informa el Ayuntamiento. Estas ayudas serán con cargo al fondo Social Solidario de Aguas de Cádiz, hasta agotar la partida anual de 300.000 euros prevista para esta medida de acción social. En caso de problemas transitorios, el usuario podrá solicitar un aplazamiento, un fraccionamiento o un plan de pagos.

 

El estudio de los casos de las solicitudes presentadas correrá a cargo del Área de Bienestar Social, que remitirá a Aguas de Cádiz el listado de personas que han presentado solicitud de renovación de la concesión del suministro mínimo vital. Las nuevas solicitudes se valorarán en un período máximo de cuatro meses. Además habrá un comité de seguimiento de estas medidas que desencadenará en el Observatorio del Agua.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Publicidad