Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Ecologistas exigen a la Junta prohibir los descorches para hacer frente a la seca

20/1/17. Fan Fauna. Miembros del colectivo ecologista Agadén han desarrollado este jueves una protesta ante la subdelegación del gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz por “una gestión más eficiente” contra la enfermedad de la seca que sufren los alcornocales del parque natural.

 

En la nota remitida a Fan Fauna, enfatizan en que las medidas que la administración andaluza ha tomado hasta ahora ha dado resultados “muy poco efectivos, insuficientes y nefastos, dada la gravedad y extensión del problema”. Según dicen, “la pirámide poblacional de los alcornoques esta totalmente invertida”, con “muchos ejemplares viejos y enfermos, y nula regeneración con ejemplares jóvenes”. En opinión de Agadén, “tenemos un gran geriátrico como bosque”.

 

Para hacer frente al problema, este colectivo exige a la Junta de Andalucía, “que reconozca su error en la planificación de la gestión de este monte donde el modelo actual de explotación se ha agotado, por las malas prácticas y abusos silvícolas durante años, y que ha traído consigo la desaparición y muerte de millones de árboles, llegando a una situación casi irreversible de recuperación de los montes y bosques del Parque Natural de Los Alcornocales", sostienen.

 

Desde Agadén exigen la ejecución de forma “urgente” de un “gran pacto andaluz para salvar el Alcornocal”, en el que estén materializadas “medidas reales y efectivas para frenar la pandemia de nuestros bosques”. Medidas que pasan desde “prohibir los descorches en todos los montes públicos y privados afectados gravemente por la seca”, hasta reducir la carga cinegética y ganadera y la eliminación de especies como el gamo, muflón y la cabra montesa del Parque Natural de Los Alcornocales. También proponen vigilancia permanente para impedir el paso de herbívoros a las fincas que lo necesiten y que se controlen las plagas y enfermedades con productos ecológicos.

 

“Todo ello -matizan- acompañado de medidas económicas para compensar a los jornales que se crean en el monte y las pérdidas públicas y privadas”, así como “campañas para cambiar la mentalidad de los propietarios públicos y privados, en las que el bosque de alcornoque pase de ser de un monte productor a un monte protector.

 

 

"Nuestro bosque se muere, salvemos el Alcornocal" fue el lema de la concentración/ Fan Fauna.

Te interesa

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Publicidad

Publicidad