Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Chiclana, sede de un nuevo proyecto internacional para el aprovechamiento de las aguas residuales

La presentación ha sido en los jardines de la EDAR El Torno, Chiclana/L.M.C.

28/10/16. Lorena Mejías Castaño. Las instalaciones de la Estación Depuradora de Aguas Residuales El Torno, en Chiclana de la Frontera (Cádiz), han acogido este viernes la presentación de un nuevo proyecto internacional que pretende obtener nuevas utilidades de las aguas residuales. El proyecto Incover (Innovative Eco-Technologies for Resource Recovery from Wastewater) nace al amparo del éxito obtenido por su proyecto hermano, All Gas, cuya fase experiental se desarrolla en las mismas instalaciones chiclaneras. Si All Gas ha demostrado que es posible obtener biocombustible a partir de nuestros desechos, Incover tiene como fin demostrar que también se pueden obtener bioplásticos, biofertilizantes y otros productos cuyo coste de producción permita su puesta en el mercado. 


Para desarrollar este proyecto de I+D el equipo investigador cuenta con un presupuesto de unos 8'5 millones de euros aportados por fondos europeos, varias empresas y universidades, el visto bueno de la Estrategia Europea Horizonte 2020 y la colaboración del Ayuntamiento de Chiclana, que, una vez más, pone al servicio de la causa sus instalaciones y recursos humanos. 


¿Cómo funciona?
Para que nos entendamos. Nuestros desechos (excrementos y orines) llegan a la Estación Depuradora en forma de aguas residuales. En el caso de la Edar El Torno, referencia hoy día internacional gracias a las investigaciones que se llevan a cabo aquí, pueden pasar varias cosas, en función de la utilidad que se busque. La primera y más normal: depurar las aguas residuales y verterlas sin riesgo de contaminación al río Iro. La segunda: una vez depurada, el agua se reutiliza para el riego de parques, jardines, baldeo y limpieza de calles. La tercera: tras una determinada fase del proceso de depuración, este se detiene y se permite que se produzcan las reacciones químicas y biológicas que dan lugar a las llamadas microalgas. A partir de estas algas, se genera combustible (el biocombustible del proyecto All Gas). La cuarta es la que se va a experimentar ahora: que el cosechado de algas permita la fabricación de plásticos y fertilizantes (bioplásticos y biofertilizantes) a una escala rentable.


Durante los próximos tres años, la investigación permitirá, no solo saber si es posible la producción de bioplásticos y biofertilizantes a partir de nuestros desechos, sino qué se puede hacer para equilibrar la relación coste/beneficio.


En la presentación han estado presentes entre otros, el alcalde de Chiclana, José María Román Guerrero, el concejal de Medio Ambiente, Joaquín Páez Landa, el director de Estudios y Proyectos de Aqualia, Pedro Rodríguez y el director de I+D de Aqualia, Frank Rogalla. Después de atender a los medios, los asistentes han visitado las obras de la fase de demostración del proyecto All Gas. Se ejecutan en un terreno anexo a la propia Edar El Torno. 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Publicidad

Publicidad